El sector reclama una norma que certifique los planes de “compliance” de las empresas

Algunos de los mayores expertos del cumplimiento normativo (compliance) arropan la creación de la delegación de Cumplen en Galicia y reflexionan sobre el auge de este sector

 

Santiago de Compostela ha sido testigo de una jornada empresarial centrada en el análisis de los riesgos empresariales y Compliance a la que asistieron más de un centenar de personas. La iniciativa, promovida por 2V Compliance, APD, Thomson Reuters y Cumplen, sirvió para plantear los retos que deben afrontar las empresas de hoy en día ante el cumplimiento normativo. Entre el público asistente se encontraban directivos de empresas, abogados y profesionales del mundo de la gestión de la responsabilidad social en las empresas.

JornadaCumplen2

Asistentes a la jornada. / ReSocial

Carlos Sáiz, presidente de Cumplen, la Asociación de Profesionales de Cumplimiento Normativo, fue uno de los ponentes de la jornada. Aprovechó la ocasión para anunciar la puesta en marcha de la delegación de esta entidad en Galicia, comentando las ventajas que el colectivo ofrece a los asociados. Sáiz, que reivindicó el papel del Compliance Officer, la persona responsable de estos aspectos en la empresa, habló de la necesidad de contar con una normativa que permita certificar los sistemas de compliance. La integridad corporativa requiere de un sistema o plan que facilite la medición del grado de eficacia del desempeño de las empresas, ofreciendo “una prueba evidente del cumplimiento normativo con garantía y trazabilidad”, señaló. De esta forma también se dan pasos para “contemplar el Compliance como un coste de la cadena de valor” y resultará más fácil promover los planes de Compliance entre los suministradores.

En la jornada también participó Cristina del Val Gómez, abogada especialista de la firma Mondelez International, quien habló del retorno de las buenas prácticas. “La cultura del cumplimiento normativo reporta beneficios -dijo-. El mercado se dirige a empresas de alta reputación”. Esta experta recordó el riesgo que asumen las compañías ante cualquier tipo de incumplimiento. Citó la crisis de marca que sufre Volkswagen tras el fraude de las emisiones en sus vehículos para advertir que “los escándalos se pagan y el daño puede ser irreparable. A través de las redes sociales, los consumidores castigan contundentemente a quienes no respetan las reglas del juego”.

Un nuevo escenario para las empresas

Juan Antonio Frago, fiscal de delitos económicos de A Coruña, fue el responsable de hablar del punto de vista jurídico. Frago ofreció información acerca de las nuevas normas y directrices sobre las que trabaja la Fiscalía General del Estado, centrando su discurso en la prevención de riesgos y las consecuencias del quebranto de las normas. El fiscal recordó las responsabilidades que asumen los propios administradores de una sociedad, pero también de los mandos intermedios o del resto de los miembros del equipo de trabajo. El letrado subrayó que la toma de decisiones en el ámbito empresarial ha de estar “orientada al cumplimiento y no a la mera obtención de beneficios”, por lo que considera fundamental la formación de empleados y administradores. “La conducta de los administradores se traslada hacia abajo, con lo que es importante predicar con el ejemplo”, expuso.

Miguel Sáenz de Viteri, socio director de 2V Compliance y abogado con una dilatada carrera profesional, señaló en la jornada que “las empresas se encuentran ante un nuevo escenario, en la que es necesario tener en cuenta nuevas normativas y responsabilidades de administradores y directivos”, señaló. Sáenz de Viteri centró su intervención en hablar de compliance en el marco de las cooperativas agrarias, dejando claro que el cumplimiento normativo ya no es exclusivo de las grandes corporaciones. 2V Compliance es una de las primeras firmas de España dedicadas exclusivamente a la identificación de riesgos corporativos, la prevención de riesgos penales, la implantación de códigos éticos y de conducta, los sistemas de gestión de compliance, de su canal ético y la externalización de este tipo de servicios.