El cambio climático da mucho que hablar pero, ¿sabes cuáles son los síntomas en España?

El cambio climático es uno de los fenómenos (y debates) más importantes de nuestro tiempo. Los expertos alertan de forma periódica sobre sus amenazas y evidencias. Hasta ahora, los ciudadanos se han concienciado de que el impacto de nuestro estilo de vida y la actividad de las empresas tiene consecuencias en el entorno pero, ¿hasta qué punto?

Para responder a esta pregunta, el Observatorio de la Sostenibilidad ha puesto nombre y ubicación a los efectos del cambio climático en las cuatro zonas biogeográficas de España. ¿El resultado? Un completo mapa en el que se describe cada uno de los síntomas que están sufriendo numerosas zonas del territorio español.

Según apunta el Observatorio en su informe, los ecosistemas del sur de Europa, como España, son “altamente frágiles” y, por esta razón, responden a los cambios ambientales “simplificando su estructura, banalizando su biodiversidad y reduciendo su riqueza en especies”. Este patrimonio, tal y como lo conocemos, se encuentra en “peligro” debido a que las variables que determinan la funcionalidad de los ciclos naturales están siendo modificadas.

Además, en España la funcionalidad del ciclo hidrológico, del que forma parte la dinámica climática, está seriamente amenazada, especialmente en el sur y en el Mediterráneo. En estas montañas el inicio del proceso de degradación climática es anterior al de los territorios situados más al norte y podría ser ya irreversible.

Los años más cálidos de España, entre 1989 y la actualidad

El Observatorio también incide en el generalizado aumento de las temperaturas como un síntoma general de este fenómeno climático. En España, los años más cálidos registrados (ordenados de mayor a menor) fueron 2015, 2011, 2006, 1995, 2009, 1997, 2003 y 1989 (Brunet et al. 2008, AEMET 2012).

Además de 2015, el año 2011 fue extremadamente cálido en España, con una temperatura media estimada de 16,0ºC, que superó en 1,4ºC el valor medio normal del periodo de referencia 1971-2000. Se trató del año más cálido de la serie histórica hasta aquel momento, con una temperatura media algo superior a la del año 2006 que, con 15,9ºC, había sido el más cálido hasta 2012 (AEMET 2012).

Durante el siglo XX, y particularmente a partir de 1973, las temperaturas en España han aumentado de forma general (Castro et al. 2005). Las temperaturas muestran una tendencia generalizada al alza en todo el territorio, con incrementos de entre 1 y 2ºC en el periodo comprendido entre 1850 y 2005.