Isla verde: gestión de residuos a bordo

Un proyecto en busca de la sostenibilidad de los mares

Uno de los retos actuales de la pesca es hacer la actividad sostenible en un medio natural saludable. A partir de esta premisa, “Isla Verde” nace para sensibilizar sobre la correcta separación de residuos que se generan en los barcos y mejorar su gestión posterior. El objetivo: prevenir la contaminación marina y contribuir a proteger la fauna y flora marinas.

El proyecto “Isla Verde”, puesto en marcha en 2015, está promovido por Arvi (Cooperativa de Armadores de Vigo), con el apoyo de Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y el Fondo Europeo de Pesca. Con esta iniciativa se pretende corregir el uso inadecuado en el manejo de los residuos que se generan a bordo de los buques.

El proceso comienza con el suministro de bolsas diferenciadas en el propio barco con el fin de cumplir el principio de las tres R. Este punto implica a toda la tripulación, que debe separar correctamente los residuos a bordo. Una vez el buque llega a puerto, los residuos son fáciles de identificar gracias al desarrollo de aplicaciones tecnologías (basadas en códigos QR). De esta forma se consigue un acceso permanente a la información sobre la cadena de gestión de los residuos, se disminuyen los costes, así como se agiliza y simplifica la emisión de los certificados MARPOL, que es inmediata a la recogida.

Sensibilización
El proyecto es sinónimo de innovación y responsabilidad con el medio ambiente. Y lo más importante, significa sensibilizar a todos los trabajadores del sector pesquero, concienciándolos sobre los problemas del medio marino, fomentando la necesidad de conservarlo y protegerlo. La responsabilidad social implica a todos y en “Isla Verde” han sabido entenderlo para que la sensibilización comience por la tripulación, las personas implicadas de forma más directa en la generación de residuos.